lunes, 6 de octubre de 2014

Manetón, el creador de las dinastías egipcias

Buenas tardes, egiptomaníacos.
Como ya os conté, hoy he empezado un curso online de Egiptología (coursera, 2014). Y aunque solo es el primer día ya puedo decir que estoy disfrutando y aprendiendo muchísimo. Entre otras cosas hoy he estudiado los orígenes de Egipto, su geografía y cronología. Esta última me ha inspirado para escribir la entrada de hoy:

Manetón, padre de la historiografía egipcia
Este sacerdote egipcio nació en la ciudad de Sebenitos, en la zona del delta, a finales del siglo IV a.C. Su nombre egipcio era Meryen-Necheraa, amado del gran dios, y haciendo honor al fervor religioso que denotaba su nombre se hizo sacerdote de Ra en Heliópolis. 
Su carrera transcurrió durante los reinados de Ptolomeo I y II, faraones de origen griego, a los que pudo ayudar a fundar el culto al dios grecoegipcio Serapis, al cual Ptolomeo I declaró patrón de Alejandría y dios oficial de Egipto y Grecia, con la intención de vincular culturalmente a ambas naciones. Hay que recordar que este nuevo faraón había conseguido serlo tras la muerte de Alejandro Magno y el posterior reparto de su imperio entre sus generales, correspondiéndole a Ptolomeo Egipto.
Serapis. Fuente: wikipedia.
Pero Manetón es conocido principalmente por ser la persona que dividió la historia del antiguo Egipto en dinastías. Estas dinastías, treintaiuna según el sacerdote, hacían referencia al reinado de los faraones, desde el primero de todos, Narmer, hasta Nectánebo II (en egipcio, Najthorheb), el último faraón de origen egipcio. 
Fue Ptolomeo II quien le encargó a Manetón la misión de crear
Busto de Ptolomeo II. Fuente: livius.org
esta monumental historia de Egipto en tres volúmenes, quizás para incluirla en la recién construida biblioteca de Alejandría: la aegyptiaca. Además de las dinastías, Manetón añadió su duración, los principales hechos acaecidos en cada reinado, a modo de anales, y observaciones acerca del carácter de cada rey, incluyendo para ello anécdotas de la tradición popular y de la obra de Heródoto, no siempre fiables. No obstante,
el sistema de dinastías ideado por este sacerdote egipcio, con leves modificaciones, se sigue usando en la actualidad.
Pero, paradójicamente, su obra histórica no nos ha llegado directamente, sino a través de fragmentos citados en los escritos de otros historiadores posteriores.
Para crear su obra, Manetón se basó en los documentos de los archivos y bibliotecas de los templos, auténticos centros de erudición, y en las listas de reyes como la que se encuentra en el templo de Seti I en Abidos. 
Seti I y el príncipe Ramsés ante la lista real de Abidos. Fuente:Taringa.net
La finalidad de escribir acerca de la religión, el culto, la medicina o la historia del país del Nilo era informar sobre las costumbres y cultura de los egipcios a los nuevos dueños del país, los griegos; especialmente la nueva clase dirigente macedonia, cuya última representante sería la famosa Cleopatra.

Bibliografía: 
WILKINSON, Toby. (2007): Vidas de los antiguos egipcios. Ed. Blume. España, Barcelona. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Hola, ¿Me dejas un comentario?

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Blogging tips
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...